sábado, 23 de julio de 2011

Decoración de galletas I: Fondant de nubes


Hace unos días os explicaba cómo hacer galletas y os enseñaba unas con una decoración muy sencilla. Hoy damos un pasito más y os voy a enseñar cómo decorarlas con una pasta de azúcar que podemos hacer en casa.

En Internet hay cientos de blogs y páginas diversas con galletas decoradas con todo tipo de fórmulas, pero después de investigar bastante, la mayoría de las recetas que utilizan para hacer las masas llevan ingredientes muy raros, difíciles de encontrar y/o caros. Por eso, cuando encontré la receta de "fondant de nubes" (sí, a mí también me sonó a chocolate raro) y vi lo sencilla que era, decidí probar. No es que sea una experta (me queda muuuucho por aprender), pero sí os puedo dar algunos consejillos para que hagáis unas galletas que dejen al personal con la boca abierta.


Estas galletas son ideales para regalar, especialmente a los niños o a las madres que cocinan mejor que vosotros. Aunque sea solo por amor propio, intentarlo, de verdad, el resultado es espectacular.

Aunque ya habéis ido viendo algunos modelos, ahora os explico el paso a paso.

En este caso no os puedo decir la cantidad exacta de galletas que podéis decorar, porque depende de cuánto fondant uséis. No es lo mismo poner una capa, que añadir encima detalles. Probad a hacer un poco y, si os convence, siempre podéis hacer más. Lo importante es que respetéis la proporción de nubes y azúcar glas.

Los ingredientes son:

100 gramos de nubes blancas
200 gramos de azúcar glas
Una cucharadita de agua
Un poquito de mantequilla para engrasarte las manos
Colorantes alimentarios (preferentemente en pasta)

Elaboración:

En primer lugar debes buscar nubes que sean solo de color blanco. En su defecto, puedes comprar una bolsa de nubes de Mercadona y partirlas por la mitad. La parte rosa no la tires, la puedes usar para hacer pasta de colores más oscuros.


Haz trocitos pequeños las nubes y pesa en una báscula digital. Colócalos en un bol. Salpica las nubes con un poquitín de agua y mételas al microondas unos 20 segundos (el tiempo depende de la potencia de tu microondas, pero no te pases, porque se pondrán negras). Saca el bol y, con  el dorso de una cuchara, aplasta las nubes y mueve bien. Vuelve a meter en el microondas otros 20 segundos, vigilando que no se quemen.


Saca de nuevo y vuelve a aplastar y mover la masa. Aunque quede algún trocito sin derretir, con ayuda de la cuchara puedes terminar de deshacerlas. Ten paciencia, pero si la masa no queda homogénea, puedes introducir otros 10 segundos en el microondas y repetir la operación.


Pesa el azúcar glas para que sea el doble que las nubes y ves echando a cucharadas en el bol donde las hemos derretido. Al principio pensarás que es imposible que la masa absorba todo ese azúcar, pero con paciencia, conseguirás que se integre. Una vez que metas la mano en la masa, estarás perdido, así que intenta ayudarte de la cuchara o de una espátula. Además, debes tener cuidado porque las nubes, al estar hechas de azúcar, aguantan mucho el calor y puedes quemarte.


Ponte con las manos en la masa, pero primero úntalas con un poco de mantequilla, para que no se te pegue demasiado. Echa un poco de azúcar glas por la superficie que vayas a usar y amasa, amasa y amasa, hasta que obtengas una masa elástica y totalmente uniforme.


Ahora es el momento de teñir la masa, según la decoración que quieras hacer en tus galletas. Divide la masa según los colores que quieras. La parte que no vayas a usar, envuélvela en papel film dos veces y métela al frigorífico. Es importante que no tenga nada de aire, para que no se seque.


Tiñe el trozo que quieras, mejor si es con colorantes en pasta. Si utilizas colorantes líquidos, cambiará la consistencia de la masa y tendrás que añadir azúcar glas. Además, los colores que obtendrás con este tipo de tintes serán claritos, de la gama pastel. Nunca conseguirás rojo, marrón, morado o negro.

Cuando la masa esté teñida de manera uniforme, para lo que tendrás que amasar durante varios minutos, debes taparla con doble capa de papel film y ponerla en la nevera. A su vez, saca la masa blanca, coge otro trozo y tiñe. Así hasta que termines, haciendo bolas de distintos colores.


Cuando tengas todas hechas, saca la del color que vaya a servir de base de la galleta, amasa un poco y estira con ayuda de un rodillo. Ponla entre dos papeles de horno para que no se pegue al rodillo. Cuanto más fina quede, mucho mejor. Yo pongo en el rodillo el medidor para que tenga 2 milímetros de grosor.


Corta la misma forma de la galleta con ayuda del cortador que usaste para hacerla y, unta un poquito de agua al fondant para pegarlo a la galleta. Aquí he utilizado dos modelos, eligiendo las fotos que mejor se veían de cada uno.


Modela las figuras que quieras y pégalas con agua hasta que obtengas la decoración deseada.


Con esta masa se pueden decorar incluso tartas, pero ya os explicaré cómo más adelante.

En próximas entradas os enseñaré más galletas decoradas y más fórmulas para hacer de tus galletas auténticas obras de arte. ¡Ah! Y no desesperes, lo de decorar galletas al principio cuesta un poco, pero luego engancha.

8 comentarios:

  1. Me encanta la receta voy a probar a hacerla ! (:

    ResponderEliminar
  2. Ya lo he echo me salió genial !! Gracias por la receta un besazo (:

    ResponderEliminar
  3. Por fin por fin!!!!! Tantos años buscando y la encontré.
    Gracias Rebeca!!
    Hace años estuve viviendo en Inglaterra y descubrí una tarta que la envolvían en esta pasta, tardé casi 6 años en saber que era una especie de glasa e intenté hacerla de mil maneras. Y casi de casualidad me has dado la receta.
    Gracias otra vez Rebeca. Por favor haz alguna tarta con esta decoración por favor. Cada año mi familia me lo pone más dificil y me lo tengo que currar mucho para sorprender con nuevas tartas!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, Eve, por pasarte por aquí. Si quieres ver un par de tartas hechas con fondant, puedes entrar en mi otro blog, Sugar Pop (http://rbk-sugarpop.blogspot.com), donde tengo solo galletas decoradas y tartas. Las dos que hay son infantiles, de Hello Kitty y de Mickey Mouse. Espero que te gusten y que sigas visitándome.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rebeca! acabo de ver tu blog, y ya tienes una seguidora más! estoy haciendo como tu el curso de mensaje en una galleta, y al ver allí tu presentacion, y como nos invitabas a tu blog, pues aquí estoy! yo tambien he descubierto este mundo a raiz de mi peque... le queria hacer algo especial para su bautizo y me lie... haciendo galletas decoradas... y este curso que estamos haciendo me va genial para perfeccionar y aprender más!
    En fin, yo tambien tengo un blog gastronomico, te invito a que pases a verlo y ya nos vemos en el curso! virtualmente claro!!! besos de Gemma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por cierto! me lo dejaba, si quieres pasarte mi blog es http://pelplaerdecuinar.blogspot.com.es

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Por problemas de tiempo, este blog no participa en cadenas, ni premios, pero te agradezco mucho que te acuerdes de mí.

Post antiguo Post nuevo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips